El Riesgo del desconocimiento de la Cultura Informática


Juan de Dios Landa

Cultura Informática en las Empresas

¿Deberían todas las organizaciones analizar su grado de Cultura Informática y la repercusión que tiene el no contar con ella de forma adecuada?

Para los que trabajamos dentro del área de TI y Sistemas, la Informática se convierte en nuestro reto constante gracias a que ésta continuamente se ve afectada por la evolución y la competencia. Sin embargo, el resto de las áreas de una Organización no se preocupan mucho por este tema, dado que saben que existe un área de soporte a donde pueden llamar y resolver sus dudas y a veces es peor aún cuando saben que esa área puede ser su cómplice (así lo creen) para no concluir con tiempo algún trabajo que deben entregar.

Para quien convive diariamente con un equipo es común que la identificación con el dispositivo sea tal, que llega a verlo realmente como una extensión de su organismo, como un brazo más y en ocasiones, hay quien puede verlo realmente ¡como su cerebro! Y esto no quiere decir que esa persona tenga una Cultura Informática.

La Importancia de la Cultura Informática

La Cultura Informática va más allá de solo usar una computadora o dispositivo electrónico todos los días. La Cultura Informática nos ayuda a hacer nuestro trabajo más automatizado, nos ayuda a poder recopilar y manejar la información de forma rápida y además nos permite ser más eficientes en la forma de revisar los datos, analizarlos, graficarlos y tomar decisiones.

Una sana Cultura Informática en la organización nos ayuda a que los empleados sean más cuidadosos con la información que manejan, con la forma en que mueven la información y con la forma en la que la almacenan. Existen muchos gastos asociados al almacenamiento de información y desafortunadamente gran parte del espacio que ocupamos en un equipo es porque tenemos las rolas que nos gustan, tenemos el mismo archivo guardado varias veces con el mismo nombre en carpetas distintas o en la misma pero con nombre distinto, tenemos una cadena de correo que se convierte en varios envíos pero el final dejamos todos sin considerar el incremento en el buzón electrónico o tenemos juegos de estrategia que no aplicamos en nuestro trabajo.

Cada empleado que no está dentro de una Cultura Informática se convierte en un RIESGO para la Organización y puede ser un problema que en algún momento se convierta en la bola de nieve.

Imagine el caso en donde se va a visitar a un cliente, se le pide información en un medio electrónico pero nuestro empleado no lleva una memoria USB “limpia” ya tiene información en ella y además se la presta al cliente. La información contenida es la cotización para ese cliente con “n” revisiones y muestra de manera tácita cuál es nuestro margen de utilidad. Si esta información la tuvieran todos nuestros clientes, ¿Qué pasaría? Al poco tiempo, todos llamarían para pedir una rebaja hasta el punto en donde me sale más barato no hacer que hacer o se convierten en la clásica amenaza de abandonar si no somos condescendiente. Y esto se puede evitar a partir de inculcar ciertas prácticas de orden y seguridad informática.

Conclusiones

Como firmas dedicadas a proporcionar servicios de Contabilidad, Auditoría y Legal, para nosotros es básico que nuestros empleados conozcan y estén inmersos en el manejo de una computadora, de dispositivos electrónicos y del uso del internet. Sabemos que cada vez es mayor el número de requerimientos que las autoridades nos ponen a través de medios electrónicos y esto nos obliga a hacer un análisis profundo de cómo es la Cultura Informática en la Organización.

No debemos satanizar las computadoras y los sistemas, pero tampoco debemos quedarnos escépticos a los cambios tecnológicos. No seamos como algunas dependencias de gobierno en donde se anuncia una Contabilidad Electrónica y algunos de sus empleados creen que eso consiste en hacer la contabilidad en Excel en lugar de usar un lápiz y una sábana de registro.

Debemos apoyar a nuestros empleados a conocer más los sistemas y equipos que tenemos y debemos acercarlos a la tecnología de forma amigable y sin dejar el mensaje oculto “este equipo te va a reemplazar y por eso debes enseñarle lo que haces”, de lo contrario, no querrán tocar el equipo y peor aún, cuando caiga un virus en él y se ejecute algún programa, pensarán en que efectivamente el equipo es obra del demonio o lo mando una autoridad para espiarnos y saber cómo estamos aplicando las leyes y reformas que nos imponen.

En Lofton contamos con la experiencia y conocimientos necesarios para ayudarte en tus asuntos de Tecnología en Información. Conócenos aquí http://bit.ly/1xPNjIg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *