Régimen Fiscal de Maquilas

Información: Anayeli Cervantes / Edición: Elizabeth Velázquez

Tras la aprobación de la reforma fiscal y con el fin de controlar a todos aquellos contribuyentes que podrán acceder a los beneficios existentes en el Régimen Fiscal de Maquiladoras, se redefinió el concepto y los requisitos para justificar operaciones de maquila quedaron de la siguiente forma:

  • La mercancía deberá ser suministrada por el extranjero.
  • Los ingresos totales de la actividad productiva deberán ser exclusivamente de las actividades de maquila.
  • Las mercancías importadas con carácter definitivo aún pueden ser utilizadas en un proceso de maquila, además de artículos importados temporalmente, siempre y cuando se exporte juntos después del proceso de fabricación.
  • Que el proceso de transformación se realice utilizando maquinaria y equipo propiedad del residente en el extranjero que ha firmado un contrato de maquila.

De igual manera, la reforma tributaria elimina dos opciones disponibles para que una maquiladora cumpla con el principio de valor de mercado, regresando a la limitación existente en años anteriores:

  • Un estudio de precios de transferencia con los ajustes y las metodologías permitidos en la Ley del Impuesto Sobre la Renta;
  • Un estudio de precios de transferencia elaborado mediante el método de “márgenes transaccionales de utilidad de operación”.

Cabe señalar que sin importar la opción de precios de transferencia elegida, las maquiladoras deberán presentar una declaración informativa a más tardar en junio del año siguiente.

Por otra parte, la reforma hacendaria también eliminó las exenciones en el IVA y en los impuestos especiales (IEPS) sobre las importaciones temporales, sin embargo con el fin de “minimizar” los efectos de dicha reforma, se incluyó una nueva medida para evitar el pago de impuestos conforme las siguientes condiciones:

  • La maquiladora deberá acreditar que cumple con los requisitos fiscales y aduaneros para obtener una certificación de las autoridades fiscales a efecto de aplicar el crédito fiscal descrito como sigue: “Las empresas certificadas gozarán de un crédito de I.V.A. igual al I.V.A. por pagar por la importación, que reducirá el pago de tal forma que ellas no tendrán obligación de hacer desembolso alguno.”
  • La certificación es por un año y la maquiladora puede renovarla hasta 30 días antes de la expiración.
  • En caso de no ejercer la opción de la certificación, podrá no pagar el I.V.A. por la introducción de los bienes, siempre que garantice el interés fiscal mediante fianza otorgada por una institución autorizada.
  • El crédito del I.V.A. mencionado en el punto 1 no será acreditable ni sujeto a devolución, y para efectos del impuesto sobre la renta, éste no será ingreso acumulable.
  • El pago del I.V.A. y del I.E.P.S. (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios), en su caso, se iniciará un año después de la fecha en que las autoridades fiscales publiquen los requisitos para obtener la certificación, con el fin de dar el tiempo adecuado para que las maquiladoras la obtengan.

Si necesitas asesoría sobre el Régimen Fiscal de Maquiladoras, contáctanos. En Lofton contamos con la experiencia y los conocimientos necesarios para ayudarte en tus asuntos de Contabilidad. Conócenos aquí http://bit.ly/1BNdqEV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *