Modificaciones a la Norma de Información Financiera D-3 (NIF D-3)

En enero de 2015, el Consejo Mexicano para la Investigación y Desarrollo de Normas de Información Financiera (CINIF) emitió las modificaciones a la Norma de Información Financiera D-3 (NIF D-3) “Beneficios a los empleados”, las cuales entrarán en vigor a partir del 1° de enero de 2016, permitiéndose su aplicación anticipada a partir del 1° de enero de 2015.

Estas son las primeras modificaciones que se realizan a la Norma D-3, desde que entró en vigor el 1° de enero de 2008. Con ellas, se busca la convergencia con la Norma Internacional de Contabilidad 19 (NIC 19).

Las modificaciones a la Norma D-3 especifican que cuando exista un acuerdo preestablecido de pagos por desvinculación laboral, dichos pagos tienen que considerarse como beneficios post-empleo.

Por ejemplo, si una empresa está cotizando y registrando las obligaciones por concepto de terminación laboral antes del retiro, ahora tendrá que valuar dichas obligaciones como beneficios post-empleo.

Las obligaciones de beneficios a los empleados, que las empresas deben valuar actuarialmente y revelar en sus estados financieros, de acuerdo a la NIF D-3, son las correspondientes a las establecidas por la Ley Federal del Trabajo, Contratos Colectivos de Trabajo, Contratos Ley prácticas, políticas o acuerdos, ya sean formales o informales, mediante los cuales la empresa paga a sus empleados en la fecha de terminación de su periodo de empleo.

Los beneficios más comunes son:

  • Pagos por primas de antigüedad por todas las causas atribuibles.
  • Pagos por indemnizaciones, gratificaciones, compensaciones, liquidaciones, remuneraciones y cualquier otro concepto que se otorgue al término de la relación laboral o a partir de ésta.
  • Planes de pensiones por jubilación, retiro, fallecimiento, invalidez, que estén establecidos de manera formal, informal como práctica o derivado de Contrato de trabajo.
  • Seguros de fallecimiento, invalidez, protección a la salud, beneficios por supervivencia, cuyo riesgo sea sumido por la entidad económica que valúa.
  • Cualquier otro pago o beneficio que la entidad otorgue a sus empleados o beneficiarios, al término de la relación laboral o a partir de ésta.

Es importante estar asesorado por un Actuario certificado para evitar cualquier eventualidad que surja en la relación empresa-empleado.

Si requieres asesoría respecto a este u otros temas fiscales y contables contáctanos. https://goo.gl/wmiwz0

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *