Contrato por servicios independientes (freelance)

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Empleo elaborada por el INEGI en el 2016 en México había alrededor de 13.7 millones de trabajadores independientes o también conocidos como freelancers, lo cual quiere decir, que el trabajo autónomo creció un 2.1%.

Ante este panorama es muy importante que los trabajadores que laboran bajo este esquema y sean contratados por una empresa o institución para realizar un servicio o producto, cuenten con un contrato legal donde se estipulen los términos laborales para su ejecución, así como el esquema de pago del mismo.

Es por eso que a continuación te presentamos algunas recomendaciones para crear un contrato por prestación de servicios independientes:

Identifica a las partes

Antes de elaborar el contrato es trascendental que preguntes y te cerciores de la denominación completa de la empresa, o nombre de la persona a la cual vas a ofrecer tu servicio o producto. De la misma manera, tú también debes estipular tu nombre completo, o bien, el nombre de tu negocio, de esta forma no habrá dudas de quienes están celebrando el contrato.

Define claramente el trabajo que vas a realizar

Es recomendable que describas detalladamente el servicio o producto que vas a realizar tanto en la introducción del contrato (por ejemplo “Contrato por servicio de diseño de página web…”) como en el contenido del mismo; además de ser muy específico en algunos puntos como lo que incluyen o no tus servicios, y establecer las obligaciones de cada una de las partes.

Asimismo, si la labor a desempeñar es sumamente técnica, adjunta en el contrato una descripción o plan de trabajo del mismo, a afecto de detallar ampliamente las actividades a realizar.

De la misma manera, especifica los productos o servicios que vas a proporcionar, es decir el formato, la cantidad, tamaño, resolución, y demás características, así como la fecha y los plazos en las cuales vas a entregar.

Incluye una descripción de la relación de trabajo

En este apartado es importante precisar que eres un trabajador independiente, que solamente prestará sus servicios a una empresa o persona por un tiempo determinado, o bien hasta entregar una obra o cosa estipulada, y que por lo tanto tú estableces las condiciones de trabajo como lo son la hora, fecha y lugar. Esto es importante para que no existan confusiones en cuanto a los regímenes fiscales.

Establece la propiedad intelectual

Otro tema importante, cuando se trata del diseño o creación de un producto para una cierta empresa, es la propiedad intelectual. Se debe establecer claramente quien será el propietario o titular del entregable final, si en su caso se pagarán regalías, entre otros términos.

Determina el precio, la forma y los términos de pago

El precio que establezcas por tus servicios o productos es uno de los elementos básicos que debes estipular en el contrato. Además debes de ser muy específico en cuanto a la forma y los términos del mismo, es decir, si se trata de pagos en efectivo, en transferencia electrónica, en cheque, etc. y si es en plazos, o si la cantidad va a ser cubierta al entregar el trabajo final.

Estipula las cláusulas de condiciones y consecuencias de finalización

Es común que en cualquier relación de trabajo se establezcan cuáles son los supuestos y consecuencias en caso de que cualquiera de las dos partes incumpla con los términos estipulados, y cómo se dará por terminado el contrato. Por ello, es importante que consideres detallar las siguientes cláusulas:

  • En primer lugar, es conveniente la redacción de una cláusula que englobe una pena convencional por incumplimiento, la cual puede pactarse en una cantidad determinada, o bien, en un porcentaje del valor del entregable final, siempre y cuando esté plenamente valuado.
  • Si los pagos que te serán entregados por concepto de tu trabajo te seránconferidos en fechas determinadas, es factible pactar un interés por la no entrega oportuna de dichos pagos.
  • La empresa o persona que contrata debe obligarse a proporcionar toda la información y documentación necesaria a fin de que el prestador esté en aptitud de cumplir eficazmente con sus obligaciones.
  • Es conveniente pactar dentro del contrato reuniones o juntas de trabajo con el fin de evaluar, informar y analizar el avance de los servicios.
  • Otro punto trascendental al momento de elaborar este tipo de contratos, es el referente a que el prestador del servicio se obliga a no divulgar ninguno de los aspectos del negocio de quien lo contrata, ello a efecto de liberar de responsabilidad a ambas partes.
  • Finalmente, se debe precisar en el contrato que en caso de incumplimiento la consecuencia es la rescisión del mismo.

Es importante mencionar que un trabajador freelance requiere de una asesoría laboral que les ayude en el respaldo de su trabajo, ya que al ser una persona independiente, tanto fiscal como laboralmente hablando, necesita asesorarse lo mejor posible en todos los rubros.
Si requieres más asesoría respecto a este u otros temas legales, contáctanos. En Lofton contamos con especialistas que te ayudaran a crear las mejores estrategias legales para tu negocio: https://goo.gl/aEdhDo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*